Connect with us

Startups Colaborativas

Atiko, la plataforma que te permite disfrutar de una terraza en tu ciudad

atiko startup colaborativa

turismo

Atiko, la plataforma que te permite disfrutar de una terraza en tu ciudad

Atiko es una startup pone en valor las terrazas particulares para que otras personas puedan hacer uso de ellas cuando no están siendo utilizadas. Aunque según manifiestan están enfocados en la demanda residencial, ya hay cierto temor de que contribuya a la gentrificación y turistificación de las ciudades.

Idea

La idea, como suele ser habitual, surgió de una necesidad personal. Los promotores del proyecto eran a su vez compañeros de un piso que no disponía de terraza. Tras notar la cantidad de terrazas existentes en Barcelona y el poco uso que se les da, decidieron crear una plataforma para poner en valor algo que se suele echar mucho de menos cuando no se tiene – especialmente cuando hay buen tiempo – y que se suele olvidar cuando se dispone de ella. Además, ofrecen a los propietarios la posibilidad de rentabilizarla.

En febrero de 2017 comenzaron a darle vueltas al proyecto y a idearlo. En junio del pasado año consiguieron finalmente lanzar y, según comentan, están muy contentos con la acogida que han recibido. Actualmente están en Barcelona, que era la única ciudad prevista al principio, pero debido a la demanda han tenido que abrir la posibilidad de alquilar terrazas en Madrid, y en breve estará disponible en Mallorca.

Modelo de negocio

El modelo de negocio actual es el típico del sector colaborativo. Una comisión -actualmente del 20%- sobre el precio por cada transacción realizada. En perspectiva tienen introducir nuevos servicios complementarios a la actividad, como puede ser el catering, y reducir esa comisión.

Hasta la fecha tienen unos 600 usuarios registrados y casi 60 terrazas. Para hacernos una idea del volumen que puede llegar a producir una plataforma de este tipo, merece la pena mencionar que ya han generado transacciones por valor de 20.000€. Actualmente ya hay usuarios que han alcanzado los 3.000€ de beneficio.

Que la idea ha tenido buena acogida también puede comprobarse mediante las valoraciones en la web. Actualmente únicamente los invitados a las terrazas pueden dejar una valoración, pero la media de las mismas es de 4.6 sobre 5, lo cual, a falta de más datos, quiere decir que, efectivamente, se trata de una actividad con buena acogida.

Planes a corto y medio plazo

En la actualidad están enfocados en darse a conocer dentro de las ciudades donde están operando. Mientras, continúan recibiendo peticiones de otras ciudades, que van acumulando para determinar la hora de “abrir” nuevas opciones.

Hasta la fecha no han recibido financiación, y dedican los fondos aportados por los dos emprendedores para temas de marketing y comunicación. Están a la espera de estabilizar su modelo de negocio para comenzar la búsqueda de financiación.

Regulación

A mi pregunta sobre temas regulatorios y posibles complicaciones, Hilaire, el co-fundador de la startup, me responde que no estamos hablando de una actividad que se pueda asemejar a la de las viviendas de uso turístico (VUT), ya que únicamente se alquila la terraza, siendo este alquiler únicamente por horas.

También hace hincapié en que no es una plataforma pensada para turistas. Con los datos de los que disponen hasta hoy, parece ser que la mayoría de las transacciones vienen por parte de residentes, que reservan con hasta 2 semanas de antelación y suelen utilizar las terrazas para eventos tipo cumpleaños.

Asimismo, me comenta las fricciones ya generadas en Barcelona por parte de colectivos anti-turismo de masas. Parece ser que parte de estos colectivos están expresando su descontento con la idea a través de la página de Facebook de Atiko.

My two cents

Parece claro que esta startup aún no ha terminado de nacer y ya viene con polémica bajo el brazo. A pocos meses de su creación, resulta interesante entrar en su página de Facebook y comprobar que, efectivamente, la polarización con respecto a este proyecto resulta más que patente.

Además de los comentarios – algunos son para enmarcar -, la inmensa mayoría de las puntuaciones a fecha de este artículo son de 5 estrellas (73) o de 1 (54) habiendo únicamente 1 de 4 estrellas y otra de 3. Queda claro que o la amas o la odias. De momento gana el amor, iremos viendo hacia dónde se inclina la balanza según vaya creciendo esta aplicación y extendiéndose a otras ciudades.

Mientras, el debate sobre la gentrificación de las ciudades continúa abierto. Efectivamente, estamos viviendo tiempos convulsos con respecto al precio de la vivienda y practicamente todos somos susceptibles de sufrirlo. Las aplicaciones que ponen en valor activos hasta ahora infrautilizados – una habitación, una segunda vivienda o una terraza – a su vez, y esto parece bastante obvio, revalorizan esos activos. Esa revalorización contribuye a la gentrificación, al igual que lo hace un centro comercial, un parque o nuevos comercios. O como también lo hace la actividad turística tradicional.

Pero también es obvio que crean valor para las personas que hacen uso de ellos. Tanto a los que disfrutan de ir de compras, como los que utilizan los parques para pasear, como los usuarios de ambos lados de las diferentes plataformas (oferta y demanda).

La pregunta es ¿dejamos de hacer parques y a la vez limitamos la libertad de empresa para según qué tipo de negocios como ya ha ocurrido en ciudades como Amsterdam? ¿dejamos de poner en valor esos activos que la demanda disfruta y la oferta rentabiliza? ¿lo prohibimos o regulamos de manera que no interese hacer uso de ellos o incluso que crear una plataforma no salga rentable? ¿prohibimos el turismo? ¿cómo protegemos a los residentes? Aunque sobre este último punto cabe destacar que los residentes propietarios, al contrario que los que están en régimen de alquiler, se benefician directamente al ver sus viviendas revalorizadas.

El debate está servido, y el que crea tener las respuestas está invitado a compartirlas en la sección de comentarios.

Foto de portada by unsplash-logoAlexander Popov

Déjanos un comentario

Fundador de startupscolaborativas.com y conector en OuiShare. Emprendedor y consultor especializado en el sector colaborativo. Entusiasta de los sistemas que empoderan a las personas, los modelos de negocio innovadores y los emprendedores sin miedo a equivocarse. Sígueme en twitter @PakoBautista

Más en turismo

El libro “Startups Colaborativas y otras historias del sector” ya está a la venta. ¡Consigue tu ejemplar!

Startups Colaborativas

Suscripción

Opt In Image
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Únicamente recibirás artículos publicados en este espacio.

Lo más leído

To Top