Connect with us

Nuevas formas de turismo 4.0: Las 4 D´s

4D´s Turismo 4.0

Opinión

Nuevas formas de turismo 4.0: Las 4 D´s

El pasado 7 de noviembre tuvo lugar en Londres, en el marco de la WTM (World Travel Market), una cumbre de la Organización Mundial del Turismo (OMT) que reunió a más de 60 ministros de turismo y dirigentes del sector privado. Fueron muchos los temas que se abordaron en este encuentro y muchas las conclusiones, aunque de todas ellas me quedaría con las siguientes:

El crecimiento no es el enemigo, las cifras no son el enemigo, la clave está en gestionar el crecimiento de una manera sostenible, responsable e inteligente, y en utilizar el poder del crecimiento a nuestro favor.

[…] La necesidad de sensibilizar a las comunidades acerca de los beneficios del sector, de mejorar la utilización de datos macro para medir y gestionar el impacto de los turistas […] y de promover el desarrollo de las experiencias turísticas que comprometen y benefician directamente a las comunidades.

Turismo 4.0: Las 4 D´s

Siguiendo con los mensajes de la OMT, el sector turístico parece tener una serie de necesidades claras a nivel internacional: “hay que diversificar las actividades de los visitantes, reducir la estacionalidad y crear conciencia acerca de los destinos menos masificados”, continuaban en dicho encuentro.

Las 4 D´s a las que hago referencia son las bases para que las externalidades positivas que crea el turismo sean mayores que las negativas. Son factores esenciales a la hora de configurar un turismo sostenible, con impacto en conjunto positivo a nivel social, medioambiental y económico.

Estas 4 D´s serían las siguientes:

Desestacionalización: Ofrecer nuevas alternativas y actividades permite pasar de un modelo de sol y playa a otro con una amplia oferta cultural, deportiva, gastronómica y paisajística, entre otras, que serviría para luchar contra la estacionalidad de nuestro modelo actual. En estos momentos, pasamos de la saturación de algunos destinos en los meses de verano –creando verdaderos problemas de convivencia y consumo de recursos– a un turismo anecdótico y al cierre de hoteles en temporada baja en zonas costeras como, por ejemplo, Baleares. Esto último no sucede con las casas, sin necesidad de cerrar por no tener altos cotes fijos, con el correspondiente impacto económico en negocios asociados a la oferta complementaria que esto tiene.

Descentralización: Hasta ahora la mayoría de turistas iban a donde había hoteles; ahora van también a casas y éstas están por toda la ciudad y en núcleos urbanos de cualquier tamaño. Esto es interesante, por una parte, porque suaviza la carga de algunas ciudades turísticas y, por otra, combate el abandono de algunos territorios –todavía en nuestro país, pese a ser el tercer país del mundo con mayor número de bienes patrimonio de la humanidad, hay ciudades que aparecen en el ranking europeo de núcleos urbanos menos visitados–. Si estos territorios absorbieran parte del turismo que satura las ciudades costeras, el resultado sería positivo para todas las partes implicadas. Con todo, hay que crear, potenciar y comunicar atractivos para hacer esto posible.

Desestandarización: Muy relacionado con la variedad y autenticidad que reclama el turista y que recoge la OMT. Frente a la paquetización estándar de los viajes, que comenzó a morir con el turismo 2.0, tenemos experiencias únicas que varían con cada persona que ofrece una habitación, una ruta, un menú o compartir un viaje en coche.

Distribución: Tal y como pide la OMT, las comunidades locales deben sensibilizarse sobre los beneficios que ofrece el sector. Para ello, nada mejor que ser uno de los protagonistas del mismo y rentabilizar habitaciones libres, la casa propia mientras no se está utilizando o una segunda vivienda. Por supuesto, aquí hablamos de HomeSharing, no de grandes fondos con multitud de propiedades que utilizan un canal digital para comercializar su oferta. Además, como veremos en el siguiente punto, también se puede distribuir el impacto económico del turismo en otros subsectores, como el transporte, la gastronomía y los guías locales y proveedores de experiencias.

Turismo 4.0: 4D´s

Economía colaborativa, un fenómeno al alza

En esta misma cumbre de la OMT se debatió en profundidad la aparición de nuevas plataformas de servicios turísticos – dentro de la economía colaborativa -, y los participantes reconocieron que estos fenómenos continuarán al alza, por lo que necesitan ser comprendidos y gestionados por los destinos de manera individual y específica. Además del alojamiento visto en puntos anteriores, hay otros subsectores donde el ciudadano productor puede aportar mucho al turismo:

Transporte: Con 13 millones de turistas extranjeros que en 2016 llegaron por carretera a nuestro país y, dentro del mismo, con 24 millones – el 75% de los viajes de turismo residente en España – de desplazamientos que se realizaron en vehículo propio, está claro que compartir vehículo de cara a las vacaciones es una opción social y económica y que, además, en periodos de temporada alta, puede permitir absorber una demanda que no encuentra plazas en medios de transporte tradicionales o incluso conectar con núcleos no cubiertos por la oferta tradicional.

Gastronomía: Nuestro país es uno de los mejor valorados a la hora de sentarse a la mesa. Hay actividades como el social dining que permiten abrir nuestras cocinas particulares a extraños que prefieren disfrutar de una comida íntima además de auténtica.

Guías: No en todos los destinos hay guías turísticos oficiales. Actualmente existen aplicaciones que permiten rentabilizar el conocimiento del territorio y ponerlo a disposición de visitantes que no se conforman con lo típico, que prefieren lo no visible a simple vista y disfrutar de una experiencia local y auténtica.

Un turismo que se mueve en torno a tres ejes

Y que son los que aportan las experiencias P2P:

Autenticidad: hablamos de experiencias únicas, diferentes cada vez, opuestas a la estandarización y llevadas a cabo por nuevos actores temporales que participan de manera puntual en muchos de los subsectores del turismo (alojamiento, transporte, experiencias).

Eficiencia: se ponen en valor bienes existentes –viviendas– que evitan tener que construir establecimientos hoteleros; se utilizan asientos de vehículos que de otra manera irían vacíos y que permiten compartir gastos; se pone en valor el conocimiento de los destinos por parte de personas locales, que pueden compartir con los viajeros rincones hasta ahora ocultos a ojos turistas.

Transparencia: porque las valoraciones sobre las experiencias vividas que dejan los viajeros, tanto sobre experiencias P2P como en la oferta tradicional, son dignas sustitutas de las estrellas administrativas de los hoteles que miden tan sólo metros cuadrados. Además, aportan confianza a través de la reputación y ayudan a generar relaciones con desconocidos muy valiosas desde el punto de vista social.

My two cents

La turismofobia – término acuñado en el último año debido a la saturación de algunos destino y los conflictos derivados – no se combate disminuyendo el número de turistas que nos visitan, se combate repartiendo todas la externalidades -positivas y negativas- y ofreciendo alternativas de calidad, basadas en la oferta tradicional, en conjunto con el P2P (distribución) a los destinos más saturados, ofreciendo diversidad (desestandarización) para repartir el número de turistas en el espacio (descentralización) y en el tiempo (desestacionalización).

La industria de la felicidad, como se refiere al turismo Fernando Gallardo, necesita renovarse continuamente. Renovarse e innovar han de ir de la mano de la sostenibilidad y el impacto local y social que produce. Si nos centramos tan sólo en el impacto económico dejará de ofrecer felicidad, como ocurre ya en muchos destinos.

La autenticidad, la eficiencia y la transparencia son parte de la disrupción que hemos de aplicar a cualquier avance que trae consigo este nuevo turismo 4.0.

Foto by de portada by Steven Lewis

Déjanos un comentario

Fundador de startupscolaborativas.com y conector en OuiShare. Emprendedor y consultor especializado en el sector colaborativo. Entusiasta de los sistemas que empoderan a las personas, los modelos de negocio innovadores y los emprendedores sin miedo a equivocarse.
Sígueme en twitter @PakoBautista

Más en Opinión

To Top