Conecta con nosotros

Som Energia: “Cambiando el suministro a la cooperativa estoy enviando una señal al mercado: quiero energía renovable”

energia ciudadana

autoproducción

Som Energia: “Cambiando el suministro a la cooperativa estoy enviando una señal al mercado: quiero energía renovable”

La cooperativa de generación y comercialización de energía verde Som Energia sigue avanzando en su objetivo de migrar a un modelo energético 100% renovable mientras sigue su expansión a nivel estatal con previsiones de cerrar el año sumando 50.000 socios y facturando 50 millones

Som Energia

Som Energia empezó siendo un grupo de gironeses (Cataluña), organizados en forma de cooperativa, que querían usar energías inagotables y limpias en sus casas para dejar de quemar combustibles fósiles. En el 2010 celebraban su asamblea constituyente siendo 150 socios, sólo en Gerona. A día de hoy son 47.000 repartidos en 11 comunidades autónomas y la cooperativa sin ánimo de lucro es propietaria de más de una decena de plantas de generación de energías renovables (fotovoltaicas, de biogás y centrales hidroeléctricas) financiadas por los socios, o en proceso de financiación.

Sus valores y misión se han mantenido a pesar del cambio constante de escala: “Entendemos las energías renovables como un derecho y no como una mercancía”, asegura la portavoz Judit Casas, y están comprometidos a impulsar un cambio del actual modelo energético hacia uno 100% renovable. En la línea de este objetivo a largo plazo, actualmente aspiran a dar respuesta a la totalidad de la demanda energética de sus socios a través de proyectos propios, siendo la generación y comercialización de energía verde sus principales actividades. Hoy generan 10 GWh anuales a través de sus instalaciones, que representa el volumen de electricidad que usan 4.000 hogares de socios que de media consumen 2.500 kWh/año. Prevén cerrar el año siendo 50.000 socios y facturar 50 millones de euros.

Estructura y funcionamiento

La cooperativa está formada por los socios, los grupos locales repartidos por el territorio -que trabajan para ver cómo se puede desarrollar la cooperativa en su ámbito local a través de charlas y la interacción con entidades públicas u otros agentes-, el equipo técnico y el consejo rector, formado por un grupo de socios escogidos para velar por los objetivos de la cooperativa hasta que no se celebre la siguiente asamblea.

La asamblea es el órgano de gobierno a través del cual los socios toman todas las decisiones, desde el balance del año anterior hasta los presupuestos del siguiente, entre otros temas. Todos los socios, independientemente del capital social que hayan aportado para el desarrollo de instalaciones energéticas, tienen el mismo poder de voto. Y aunque la participación en asamblea es voluntaria, Som Energia ha puesto en marcha recientemente una nueva herramienta virtual para facilitar el voto telemático con la idea de impulsar la participación. El software que han empezado a usar para esto está basado en la herramienta Decidim que ha creado el Ayuntamiento de los comunes en Barcelona.

Formas de financiación surgidas de la inteligencia colectiva

Las plantas de energías renovables de Som Energia se financian a través de diversas figuras económicas. Aunque cuentan con algunas típicas de la financiación cooperativa, como es el capital social obligatorio -esto es la cuota de 100 euros imprescindible para convertirse en socio de la cooperativa– y el capital social voluntario –inversiones que tienen un retorno del 1,75%-, también han desarrollado formas muy innovadoras para financiar sus plantas.

Muy al principio de su existencia hicieron emisiones de títulos participativos con un interés económico muy elevado. Pero la fórmula alternativa más innovadora se les ocurrió al retirarse el incentivo a las renovables y darse cuenta de que era complicado garantizar que en las aportaciones de capital social voluntario pudiese darse un retorno económico.

Así dieron con lo que llaman Generation kW/h: nueva fórmula donde los socios generan su propia energía de forma comunitaria. Cada socio decide la cantidad de dinero que quiere invertir, generalmente en función de su consumo. Con la suma de inversiones se impulsa la construcción de nuevas plantas. ¿Las condiciones? Durante 25 años cada inversor recupera el total de su aportación -el retorno no es económico sino en factura- y ahorra algo en todas estas facturas de la luz dado que accede a la electricidad producida a precio de coste.

El futuro que imaginan

Som Energia imagina un modelo 100% renovable donde la generación de la electricidad es distribuida. Esto significa que en vez de grandes instalaciones alejadas de las grandes ciudades, estas estén cerca de los lugares donde se usa la energía, para evitar que viaje grande distancias y se generen pérdidas. Judit Casas, portavoz de Som Energia insiste en un futuro energético en manos de las personas: “Una vez la energía es distribuida, todo está en manos de la gente y no de grandes corporaciones que se lucran económicamente”. Y añade: que el qué pasará “depende de la voluntad política. Ahora no hay una voluntad política explícita de descentralizar el modelo”.

Desde la cooperativa nos invitan a preguntarnos a qué lógica obedece y a quién beneficia que un gobierno legisle el impuesto al autoconsumo, cuando la Unión Europea defiende el autoconsumo como herramienta para dirigirnos a una transición energética. También nos informan de que el escenario en España podría cambiar pronto, ya que recientemente la Comisión de Energía del Parlamento Europeo ha votado a favor de liberar a la energía autogenerada de “cargos punitivos, gravámenes e impuestos” y esto contribuiría a que se genere energía para uso propio y a que el impuesto al sol vigente en España pasase a ser ilegal.

Opinión: una contribución más allá de generar y distribuir energía verde

Som Energia demuestra, desde mi punto de vista, no ser sólo una empresa que se preocupa por cumplir sus propios objetivos internos, sino un agente activo en la aportación de soluciones para transformar el modelo energético actual hacia el que desean. Prueba de ello es su proyecto del Germinador Social en colaboración con Coop57. Se trata de un concurso que pretende dar un empujón a nuevos actores de la transición energética en el marco de la economía social y solidaria. Som Energia aporta a los proyectos ganadores tanto la ayuda económica estipulada en sus bases -que sale de una suma de pequeñas donaciones de los socios-, como soporte técnico, jurídico y administrativo en su implementación.

Foto de portada by unsplash-logoJason Blackeye

Opt In Image
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Responsable: Titular de este blog
Finalidad: Envío de artículos publicados en este blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunican ni se ceden datos a ninguna persona o empresa.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el siguiente enlace
De acuerdo con lo dispuesto en el RGPD

Natalia Santolaria

Natalia Santolaria, periodista de formación, se pregunta a menudo cómo viviremos en el futuro. Y en su intento por responder se interesa por la innovación y por las otras economías: la colaborativa, la social y solidaria y la verde.

Más en autoproducción

El libro “Startups Colaborativas y otras historias del sector” ya está a la venta. ¡Consigue tu ejemplar!

Startups Colaborativas

Suscripción

Opt In Image
Suscríbete a las actualizaciones de este blog

Responsable: Titular de este blog
Finalidad: Envío de artículos publicados en este blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunican ni se ceden datos a ninguna persona o empresa.
Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el siguiente enlace
De acuerdo con lo dispuesto en el RGPD







Ir arriba