Conecta con nosotros

Airbnb quiere compartir la propiedad de la empresa con sus anfitriones

Airbnb acciones

comunidad

Airbnb quiere compartir la propiedad de la empresa con sus anfitriones

Uno de de los temas más interesantes de este verano ha sido la noticia de que Airbnb pretende compartir la propiedad de la empresa con sus mejores anfitriones. Por supuesto, tal noticia ha pasado bastante desapercibida para los medios de comunicación al no haber polémica en torno a ella. Veamos de qué se trata.

La economía colaborativa también puede ser compartida

Llevamos mucho tiempo oyendo a diferentes voces reclamar el reparto de la propiedad de las plataformas de economía colaborativa y girar hacia un modelo cercano al tradicional cooperativismo. En concreto, el movimiento Platform Coop propone unir el sistema de gestión de las cooperativas a las plataformas que vienen intermediando en el sector.

Mi postura sobre este tema es tajante: no es que me parezca ni mal ni bien, es que me parece imposible de llevar a cabo de manera efectiva. Por supuesto, estaré encantado de estar equivocado sobre este aspecto.

El problema que veo es que las estructuras cooperativas -perfectas para algunas industrias, como se viene demostrando desde que existen- no presentan diversas características que hacen que las startups puedan competir en el siempre duro mercado. Entre ellas, la falta de un capital social “al uso” que permite acceder a las rondas de financiación necesarias para el crecimiento y expansión de los proyectos, así como la falta de agilidad a la hora de tomar decisiones.

Platform Cooop

Sobre este último punto, lo que el movimiento Platform Coop propone es que sean los mismos usuarios de las plataformas los que gestionen y tomen las decisiones con respecto a la dirección de la empresa. Ni que decir tiene que dejar la toma de decisiones en manos de personas que no están en el día a día de un proyecto conlleva mucho riesgo por el simple desconocimiento del sector en profundidad, el momento, la competencia y un largo etcétera de factores que solo equipos dedicados pueden abarcar. Todo esto, unido a la falta de agilidad a la hora de tomar decisiones puede poner punto y final a cualquier proyecto de manera rápida.

Por otra parte, pretender que todos y cada uno de nosotros formemos parte de manera activa de todas las plataformas que utilizamos es no haber entendido los ritmos de vida que llevamos actualmente. Los usuarios queremos las cosas sencillas, rápidas y con la mejor relación de calidad precio. Si además, como ocurre con la mayoría de plataformas de la economía colaborativa (y aquí no hablamos ni de gig economy ni de bajo demanda), captamos de media el 85% del valor generado como usuarios productores, poco más hay que añadir para convencernos de que hay un win-win claro.

Otras opciones de reparto de propiedad: el crowdfunding

Personalmente siempre he sido defensor de repartir la propiedad con los usuarios que más valor generan o que se suman al riesgo de la empresa. Para ello, hay opciones como el equity crowdfunding, que nos permite convertirnos en copropietarios de la empresa a cambio de aportar fondos al capital social mediante una campaña de captación llevada a cabo por la empresa. Por supuesto, esto conlleva el riesgo de perder todo lo invertido si la empresa falla. A cambio, si hay reparto de beneficios o bien la empresa es vendida total o parcialmente, el usuario puede ver aumentada su inversión.

Según qué campañas, los micro inversores también disponen de derecho de voz y/o voto, con lo cual, es otra forma de participación en la empresa de manera más directa. Empresas del sector como Place to Plug, Niwa o Farmidable han optado por este sistema de financiación.

Airbnb se abre a sus anfitriones

Según se desprende de la carta que la compañía ha remitido a la Security and Exchange Commission (SEC) -extracto adjunto en la imagen siguiente-, Airbnb se ha propuesto compartir la propiedad con sus anfitriones más valiosos -unos 140.000- a cambio de nada. Ni toma de decisiones consensuada a través de la participación activa, ni aportaciones de capital a la empresa con el consiguiente riesgo. Simplemente -insisto, parece ser que se llevará a cabo de esta manera- la startup quiere dar acciones a esos usuarios que han sido y son parte de su éxito. De tal manera que cuando haya reparto de beneficios tendrán los suyos, y si la empresa finalmente sale a bolsa también se verán beneficiados, tanto si venden sus acciones como si las mantienen esperando venderlas -muy posiblemente- a mejor precio.

airbnb shares

Para los más críticos con esta plataforma, a la que se suele acusar de todos los males de la humanidad, será un jarro de agua fría ver cómo uno de los buques insignias del sector colaborativo da un paso adelante en relación a este tema. La innovación social también pasa por utilizar el sistema capitalista y ponerlo a trabajar en favor de la comunidad. Una comunidad que, como todo modelo plataforma, es parte esencial de un mercado, el de las viviendas de uso turístico y las experiencias, que no deja de crecer y permite nuevos actores en el tablero de esta industria hasta ahora concentrada en pocas manos.

“Airbnb is a community-based company, and we would be nothing without our hosts,”
Airbnb CEO Brian Chesky

La regulación, un escollo a salvar

El anuncio de Brian Chesky llega en un momento en el que no es posible tal movimiento. Actualmente, la Ley de Valores prohíbe a las empresas privadas, como es el caso de Airbnb, ofrecer capital a cualquier persona que no sea empleado o inversor.

Airbnb le está pidiendo a la SEC cambiar la normativa para incluir a los participantes de la economía colaborativa entre los beneficiarios, lo que le permitirá emitir capital a los anfitriones mientras la compañía sigue siendo privada. Los beneficios, según Airbnb, incluyen ampliar la propiedad de las acciones y permitir que más anfitriones obtengan recompensas cuando las empresas privadas venden sus acciones en una salida a bolsa.

My two cents

“Para empresas de la economía colaborativa como Airbnb, esto incluye a nuestros empleados e inversores, pero también a los anfitriones que utilizan nuestra plataforma”.

Con esta declaración de la compañía, se pone de manifiesto que la estructura tradicional de los principales “stakeholders” se amplía e incluye a los máximos generadores de valor de una plataforma. La adaptación hacia modelos más justos está siendo progresiva, y no gracias a las regulaciones, que como vemos pueden frenarla, sino porque son las mismas empresas las que reconocen de manera clara a qué o quiénes deben su éxito.

Con blockchain y las ICO´s amenazando con cambiar, entre otras cosas, la economía colaborativa, son las empresas del sector las primeras interesadas en innovar en este sentido y seguir aportando valor a sus usuarios. El resto de startups debería ir tomando nota de este acertado movimiento.

unsplash-logoAdam Jang

Déjanos un comentario

Viviendo en el futuro del trabajo como consultor, blogger, autor, profesor y speaker especializado en el sector colaborativo. Fundador de startupscolaborativas.com y conector en OuiShare. Entusiasta de los sistemas que empoderan a las personas, los modelos de negocio innovadores y los emprendedores sin miedo a equivocarse. Sígueme en twitter @PakoBautista

Más en comunidad

Con el apoyo de

despacho ius-aequitas

Subscribe

El libro “Startups Colaborativas y otras historias del sector” ya está a la venta. ¡Consigue tu ejemplar!

Ir arriba

¡Forma parte de Startups Colaborativas!

No te pierdas las actualizaciones y las novedades de este espacio para estar al día de lo que ocurre en la economía colaborativa



Responsable: Titular de este blog Finalidad: Envío de artículos publicados en este blog Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: No se comunican ni se ceden datos a ninguna persona o empresa. Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el siguiente enlace
De acuerdo con lo dispuesto en el RGPD

You have Successfully Subscribed!