Conecta con nosotros

Una nueva victoria para la economía colaborativa: el caso blablacar

sentencia blablacar

Movilidad

Una nueva victoria para la economía colaborativa: el caso blablacar

La semana pasada conocimos la última sentencia del caso BlaBlaCar. Nuevamente, un juez dictaba que la plataforma es completamente legal, quitándole así la razón a Confebus, la patronal de autobuses, que lleva cinco años de litigios para que se reconozca a la startup como una empresa de transporte y se le aplique la regulación sectorial. Analicemos dicho caso y las implicaciones que conlleva esta sentencia para el futuro de la startup francesa y la economía colaborativa.

Confebus lleva a BlaBlaCar a los tribunales

Fue en 2014 cuando Confebus decidió que podía ganar en los tribunales lo que parecía que se le resistía en el mercado.

De todas maneras, conviene dejar claro que la plataforma francesa no es el único de sus problemas, a pesar de ser España el segundo mercado en un total de 22 donde la plataforma está presente. Según datos del INE reflejados en esta noticia, los movimientos en autobús de larga distancia cayeron un 4% en 2018 con respecto al año anterior. Mientras, los viajes en AVE y los ferrocarriles de largo recorrido subieron un 3,8% y 4,1%, respectivamente.

Asimismo, cabe destacar que los movimientos de media distancia en autobús también experimentaron un crecimiento de un 2%. Es decir, con estos datos en la mano podemos entender que a la hora de los viajes largos los usuarios buscan o bien mayor comodidad o experiencia, o bien mayor velocidad. Quizás es ahí donde el sector del autobús debería centrarse a partir de ahora.

De nuevo la razón: no hay competencia desleal

El equipo de BlaBlaCar lo deja claro en un comunicado tras conocer la sentencia: “Somos una plataforma tecnológica regulada por la Directiva de los servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico que permite poner en contacto a un conductor particular, a un conductor privado que tiene previsto realizar un viaje, con otra persona que tiene pensado realizar ese mismo trayecto, y así no viajar con asientos vacíos. Y todo ello, y con mayor contundencia que en la anterior sentencia, si cabe, ha sido reconocido y puesto de manifiesto en el fallo dictado”.

Como plataforma que son, se les aplica la LSSI y no la regulación sectorial que ordena los servicios de transporte terrestre (LOTT y ROTT). El servicio subyacente es prestado por un particular al que, además, al ser sin ánimo de lucro y semejante a lo contemplado por la propia ley del transporte en cuanto a compartir trayecto con personas del ámbito familiar o de amistad, tampoco se le aplica dicha regulación. Por otra parte, la sentencia también establece una diferenciación entre firmas de economía colaborativa, como la página web de BlaBlaCar, y empresas que operan servicios bajo demanda, como pueden ser Uber o Cabify.

Necesidad de una regulación inteligente

Desde la propia startup, y a diferencia de lo que se puede pensar, se pide una regulación clara e integradora. Una legislación que reconozca el valor que aportan este tipo de servicios y que fomente su uso de la forma más segura posible, protegiendo el interés general.

Asimismo, con esta sentencia se pone de manifiesto que estamos viviendo un cambio de paradigma en movilidad, donde el acceso frente a la propiedad y otras formas de movilidad, incluyendo por supuesto el transporte público, han de tomar mayor protagonismo y dejar atrás sistemas insostenibles y obsoletos.

Ahora es momento de competir

Una vez dejados atrás los tribunales, a las empresas que conforman Confebús no les queda otra que competir para volver a ganar la parte de demanda que han ido perdiendo durante los últimos casi cinco años. Años en los que, según se deduce por los datos comentados, parece que han estado más ocupados preparando demandas en los despachos que pensando en cómo ofrecer un mejor servicio a sus usuarios de larga distancia.

Ya algunas empresas de autobuses han comenzado, en vista de los servicios alternativos, a mejorar sus prestaciones ofreciendo wifi, películas, mejores precios, pidiendo mejoras en su regulación… y un largo etcétera que muestra el único camino a seguir.

Mientras, y como muestra el contraste entre ambos países vecinos, en Francia, país original de BlaBlaCar, la situación es completamente diferente. Sin juicios previos ni polémicas asociadas, la startup gala ya cuenta con acuerdos con SNFC (el equivalente a Renfe en Francia) e incluso ha adquirido una división de autobuses. Con ello demuestra que este modelo no solo es complementario a otros sectores de la movilidad, sino que puede llegar a convertirse en un player importante a nivel europeo.

My two cents

La economía colaborativa continúa creciendo y resolviendo las fricciones que arrastra desde hace algunos años. De la misma manera, se reconoce la diferencia de modelos -colaborativos y bajo demanda- y poco a poco se va ordenando de manera natural un sector que muchos opinaban -sin datos- que venía a destrozar modelos tradicionales y a fomentar la economía sumergida.

Como vemos, si bien la entrada de nuevos actores que ofrecen alternativas diferenciadas de transporte afecta a los incumbentes establecidos, el impacto negativo sobre estos es mínimo y el beneficio para el consumidor enorme. Estos modelos tendrán que mejorar servicio y precios para competir en un mercado que busca, cada vez más, modelos de movilidad inteligentes y sostenibles basados en el uso racional de los recursos.

Blablacar es legal. A partir de aquí, sigamos construyendo un futuro mejor entre todos.

Foto de portada by unsplash-logoSteve Carrera

Déjanos un comentario

Viviendo en el futuro del trabajo como consultor, blogger, autor, profesor y speaker especializado en el sector colaborativo. Fundador de startupscolaborativas.com y conector en OuiShare. Entusiasta de los sistemas que empoderan a las personas, los modelos de negocio innovadores y los emprendedores sin miedo a equivocarse. Sígueme en twitter @PakoBautista

Más en Movilidad

Con el apoyo de

despacho ius-aequitas

Subscribe

El libro “Startups Colaborativas y otras historias del sector” ya está a la venta. ¡Consigue tu ejemplar!

Ir arriba

¡Forma parte de Startups Colaborativas!

No te pierdas las actualizaciones y las novedades de este espacio para estar al día de lo que ocurre en la economía colaborativa



Responsable: Titular de este blog Finalidad: Envío de artículos publicados en este blog Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: No se comunican ni se ceden datos a ninguna persona o empresa. Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el siguiente enlace
De acuerdo con lo dispuesto en el RGPD

You have Successfully Subscribed!