Conecta con nosotros

CrowdFarming, una plataforma que revoluciona el sector primario

plataforma crowdfarming

Alimentación

CrowdFarming, una plataforma que revoluciona el sector primario

CrowdFarming es una plataforma colaborativa que se basa en el sistema de adopciones. Un consumidor -o “crowdfarmer”- tiene la posibilidad así de adoptar un árbol, una planta o un animal a efectos de disfrutar de su producción. Los productores – o “farmers” – pueden, de esta manera, producir bajo demanda, optimizando los procesos en un sistema más justo en cuanto a sostenibilidad y a precios.

CrowdFarming y sus inicios

Los fundadores heredaron la huerta Naranjas del Carmen, en Bétera. Allí han creado un nuevo estilo de agricultura basado en los valores y la cercanía entre productores, consumidores y el medio donde se produce. Comprobaron que el modelo tradicional no tenía rentabilidad y cambiaron al modelo de adopción que da vida a la plataforma Crowdfarming, permitiendo así que otros productores se beneficien de este nuevo sistema de agricultura conectada.


En este enlace podéis ver más vídeos y entrevistas de Claudia

CrowdFarming es el primer marketplace colaborativo basado en un sistema de adopciones. Al disponer el productor de datos exactos de la demanda, puede ajustar la producción, evitando, de esta manera, el uso excesivo de recursos -por ejemplo el agua- y el despilfarro de alimentos. A nivel de precios, el productor puede volver a controlarlos, lo cual revierte la situación actual de control de los mismos por parte de grandes intermediarios. Situación que, en ocasiones de exceso de oferta, obliga a los productores incluso a vender por debajo del precio de producción.

Factor de lucha contra el desempleo

El resultado es que ambos proyectos, independientes uno del otro, han crecido y además ayudan a revitalizar las zonas donde operan.

Esta zona de Bétera sufre, como todos los pequeños pueblos, un alto desempleo. Gracias a esa planificación de los recursos humanos necesarios para operar en cada momento, los productores pueden empezar a vivir del proyecto, optimizar todos los recursos necesarios para cada producción y contratar de manera totalmente legal y por temporadas más largas a trabajadores.

Todo ello conlleva un impacto económico importante en las zonas donde existen productores que optan por este sistema. Precios sostenibles permiten a los propietarios ofrecer mejores condiciones a los trabajadores. Trabajadores con condiciones dignas y mayor estabilidad suponen un aporte al consumo en las zonas donde residen, creando así un círculo de impacto económico positivo y de efecto multiplicador que puede ayudar también a mitigar el gran problema de despoblación que sufren muchas zonas.

Comunidad CrowdFarming

En cuanto al impacto social, la conexión entre agricultores y consumidores tiene un impacto educacional muy alto. En general, la gente que vivimos en las ciudades no somos conscientes del origen de nuestra comida y tampoco entendemos los procesos que hay detrás.

El crowdfarmer puede conocer de primera mano todas las etapas de producción gracias a la posibilidad de realizar visitas. Además, los productores pueden tener por primera vez un feedback directo por parte de sus consumidores gracias a estos contactos. Estos farmers empiezan a entender de primera mano las necesidades de consumidor, paso esencial para poder cubrirlas y que hasta ahora estaba copado por los grandes intermediarios.

En cuanto al impacto medioambiental, CrowdFarming trabaja con productores sostenibles, es decir, usan cajas de cartón, optimizan el uso del agua en sus cultivos y no utilizan pesticidas, entre otras cosas. Y todo ello porque son personas conscientes de que son necesarios ciertos cambios para tener un impacto positivo en su entorno y en la sociedad.

Por último, antes de tomar alguna decisión, los crowdfarmers son preguntados en muchas ocasiones por parte de Crowdfarming para obtener su opinión sobre diversas cuestiones que van surgiendo a medida que se evoluciona y crece como empresa.

Digitalización del sector agropecuario

Como desde el principio fueron conscientes de que para eliminar intermediarios que abusan de su posición los farmers necesitaría un canal de venta directo, crowdfarming se ha convertido en su mejor escaparate. Gracias a esta digitalización, los productores pueden obtener recursos que ayuden a mejorar sus ventas, como por ejemplo contenido, campañas o presencia en redes sociales.

A nivel logístico también han facilitado todo el proceso, siendo el enlace entre la primera y la última milla del transporte agropecuario. Además, han conseguido crear un sistema a través del cual el consumidor recibe sus pedidos en las cantidades que le son necesarias. Este ha sido sin duda uno de los grandes retos de esta startup, el cual solucionan a través de la búsqueda continua de nuevos partners mientras prueban posibles soluciones para disponer del sistema de transporte más optimizado.

En tiempos donde la inmediatez es el factor diferencial, poner en marcha un servicio que ofrece productos que dependen íntegramente de la naturaleza es otro de los grandes retos, cuya solución pasa por la concienciación de los consumidores sobre los beneficios de esa espera.

Por ponerlo en una frase, compras una experiencia de la naturaleza y de formar parte del ciclo natural.

Algunos datos

Tras dos años de andadura, tienen una treintena de farmers y más de 37.000 crowdfarmers. Casi todos esos productores son españoles, aunque operan ya a nivel europeo. De cara al próximo año tienen previsto lanzar el proyecto en Estados Unidos.

El modelo de negocio es el transaccional típico de las plataformas, cobrando una cantidad por cada compra que se realiza a cambio del servicio que ofrecen.

En cuanto a las vías de financiación, desde el principio han operado gracias a los recursos generados en Naranjas del Carmen, desde donde se ha respaldado el funcionamiento, evitando así la entrada de inversores no alineados con sus valores.

My two cents

Las plataformas digitales siguen reinventando la economía, en este caso, la forma más tradicional. Como se ha puesto de manifiesto en el artículo, el triple impacto forma parte intrínseca de este modelo de intermediación que elimina eslabones que menos valor aportan y ayuda a distribuir ese valor entre las partes que más lo hacen.

La comunidad, una vez más, se convierte en el pilar que sustenta una forma diferente de agricultura y ganadería, que empodera a los productores frente a otros canales donde ya casi carecen de poder, y donde los consumidores se ven beneficiados no solo con productos de primera calidad, sino con una experiencia que nada tiene que ver con el sistema industrial imperante.

Ni que decir tiene que, en vista de las reticencias por parte de los integrantes del proyecto a permitir la entrada de según qué inversores y del grado de participación de la comunidad, un equity crowdfunding sería la forma ideal de financiar el crecimiento de un proyecto que está llamado a revolucionar el sector primario a través del cuarto sector.

Por último, seguimos sumando herramientas que puedan ayudar al grave problema de despoblación al que nos enfrentamos, casi siempre provocado por situaciones de falta de perspectivas laborales. Muchas de ellas se pueden encontrar en este mismo espacio a través de diferentes artículos.

Cada vez está más claro que es hora ya de unir puntos y ponerse manos a la obra.

Foto de portada by unsplash-logoArtem Beliaikin @belart84

Déjanos un comentario
Avatar

Viviendo en el futuro del trabajo como consultor, blogger, autor, profesor y speaker especializado en el sector colaborativo. Fundador de startupscolaborativas.com y conector en OuiShare. Entusiasta de los sistemas que empoderan a las personas, los modelos de negocio innovadores y los emprendedores sin miedo a equivocarse. Sígueme en twitter @PakoBautista

Más en Alimentación

Con el apoyo de

despacho ius-aequitas

Subscribe

El libro “Startups Colaborativas y otras historias del sector” ya está a la venta. ¡Consigue tu ejemplar!

Ir arriba

¡Forma parte de Startups Colaborativas!

No te pierdas las actualizaciones y las novedades de este espacio para estar al día de lo que ocurre en la economía colaborativa



Responsable: Titular de este blog Finalidad: Envío de artículos publicados en este blog Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: No se comunican ni se ceden datos a ninguna persona o empresa. Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el siguiente enlace
De acuerdo con lo dispuesto en el RGPD

You have Successfully Subscribed!