Conecta con nosotros

Día mundial del turismo: la transformación digital

día mundial del turismo

turismo

Día mundial del turismo: la transformación digital

El Día Mundial del Turismo llega en un momento en el que los índices turísticos comienzan a abrir el debate sobre si la industria está tocada o simplemente asentada. El lema de este año “La transformación digital” ofrece pistas sobre por dónde hay que ir para cerrar este debate y seguir creciendo de manera sostenible e inteligente.

Día Mundial del Turismo

La transformación digital es uno de los grandes retos que hoy día tiene toda empresa. El sector turístico no escapa a la necesidad de reinventarse haciendo uso de la tecnología para poder competir.

Otro de los grandes retos es poner al cliente en el centro a la hora de transformarse. Lo que parece claro es que si al que paga todo se le obvia, mala transformación será. De nada sirve la tecnología si no se piensa en las personas.

También de perogrullo es que todo este proceso de cambio tiene que tener como condición sine qua non la sostenibilidad como fin, y precisamente sobre eso trataba la edición del año pasado.

Un turismo no sostenible no tiene sentido y ya no es sólo a nivel filosófico. Una de las primeras víctimas de los cambios climáticos es la industria turística. Las altas temperaturas, la subida del nivel del mar y la destrucción de atractivos naturales eliminan del mapa destinos que no cuidan su entorno y no entran en un proceso de economía circular, movilidad limpia y reducción de consumos.

¿Turismo inteligente en España?

En España, si bien se están haciendo algunas cosas en este sentido, aún estamos lejos. Esta misma semana amanecíamos con la noticia de que ninguna de las tres ciudades candidatas (Málaga, Palma y Valencia) a ser Capital Europea del Turismo Inteligente en 2019 ha conseguido este título.

Uno de los grandes problemas de nuestro país es el miedo al cambio y la dificultad que tenemos para abrazar la disrupción cuando aparece. La prohibición de todo lo que suene a diferente y competencia para sectores asentados es la nota predominante como solución. Lo contábamos con el tema del juicio a BlaBlaCar hace un par de años, con la movilidad en general la semana pasada, y lo contamos en su momento cuando hablamos de la economía colaborativa en el sector turístico.

En este sentido, cabe destacar que dos de las tres ciudades candidatas mencionadas anteriormente han puesto en marcha dos de las regulaciones más limitantes a nivel nacional en cuanto a las viviendas de uso turístico (VUT) se refiere. Recordemos también que fue en la Comunidad Valenciana donde se quiso multar con 600.000€ a una persona por competencia desleal al hacer uso de una plataforma de guías turísticos. Lo más curioso del caso es que esto se produjo en un pueblo donde no existía esta figura para dar servicio a los turistas y era el mismo ayuntamiento el que proporcionaba los clientes.

Se puede estar a favor o en contra de estos temas, pero lo que está claro es que esta modalidad de turismo representa a cada vez más viajeros que deciden viajar de esta manera y que ofrece unas oportunidades que no es posible explorar con regulaciones pensadas -en el mejor de los casos- de manera rápida, sin analizar todas las externalidades -negativas pero también positivas– y dejándose presionar por el lobby de turno.

Prohibir una actividad que reclaman millones de personas ha de ser el último recurso, no el primero. Con gobiernos analógicos que únicamente piensan en el voto es imposible avanzar. La inseguridad jurídica que se padece en este país impide o dificulta la innovación. Que no nos extrañe que España, potencia mundial turística, no tenga ningún representante en Europa cuando se habla de turismo inteligente.

Disrupción digital

Transformación digital es mucho más que crear una web para llegar a los clientes. Se trata de aprovechar toda la tecnología actual para interactuar con él. Utilizar las redes sociales para comunicar. Analizar lo que ocurre antes de tomar decisiones. Llegar a donde no se llegaba antes. Generar turismo donde no había hoteles.

Fuera de nuestras fronteras ya están en marcha proyectos basados en blockchain que prometen -todo promesas de momento- cambiar la economía colaborativa en el sector turístico y eliminar a los nuevos intermediarios que actualmente copan las polémicas.

En cuanto al Big Data, la toma de decisiones basadas en datos es algo que aún nos queda lejos. Tomar decisiones basadas en estos datos, y no exclusivamente en intuiciones personales fundamentadas en la limitada experiencia propia, es algo deseable a todos los niveles.

El fin de las tecnologías que captan, agregan y analizan los datos es el de asistir a los componentes de la cadena de valor de la industria turística (transporte, alojamiento, agencias, oferta complementaria) en sus previsiones y entender los patrones de la demanda y la competencia en base a comportamientos pasados de los diferentes grupos que representan.

Como hemos visto, en nuestras fronteras se prohíben actividades de peso antes de analizar ni un solo dato. Con lo cual, podemos hablar de ciencia ficción en este sentido.

Del hospitium al turismo 4.0

Para conocer parte de la historia del turismo, su evolución y lo que nos ha traído hasta donde estamos ahora, se ha publicado esta misma semana el libro “Del Hospitium al Turismo 4.0”.

En él hago un recorrido por la historia de los viajes desde los albores de la humanidad y paso por las diferentes civilizaciones, mostrando cómo eran los viajes entonces y cómo las relaciones entre pares eran la base de esos desplazamientos. También analizo el papel de la economía colaborativa en la actualidad, la aparición de las plataformas, las polémicas asociadas y las soluciones planteadas en otras partes del mundo.

Por supuesto, y relacionado con el tema que nos ocupa en este artículo, hago un repaso en profundidad a las disrupciones que ya están aquí (big data, blockchain, realidad virtual, inteligencia artificial…) y que están cambiando la forma en la que viajamos.

Pero esto, como pongo de manifiesto en el libro, no es nada nuevo y ha ocurrido a lo largo de toda nuestra larga y fascinante historia. No aprovechar los recursos que tenemos a nuestra disposición no es inteligente. Y eso es precisamente lo que se fomenta en este Día Mundial del Turismo. La verdadera transformación es volver a ser inteligentes.

Foto de portada by unsplash-logoMarkus Spiske

Déjanos un comentario

Viviendo en el futuro del trabajo como consultor, blogger, autor, profesor y speaker especializado en el sector colaborativo. Fundador de startupscolaborativas.com y conector en OuiShare. Entusiasta de los sistemas que empoderan a las personas, los modelos de negocio innovadores y los emprendedores sin miedo a equivocarse. Sígueme en twitter @PakoBautista

Más en turismo

Con el apoyo de

despacho ius-aequitas

Subscribe

El libro “Startups Colaborativas y otras historias del sector” ya está a la venta. ¡Consigue tu ejemplar!

Ir arriba

¡Forma parte de Startups Colaborativas!

No te pierdas las actualizaciones y las novedades de este espacio para estar al día de lo que ocurre en la economía colaborativa



Responsable: Titular de este blog Finalidad: Envío de artículos publicados en este blog Legitimación: Consentimiento del interesado Destinatarios: No se comunican ni se ceden datos a ninguna persona o empresa. Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en el siguiente enlace
De acuerdo con lo dispuesto en el RGPD

You have Successfully Subscribed!